El rol clave de los líderes de tecnología como motor de la agilidad para el esquema híbrido de colaboración y trabajo

En las operaciones pequeñas y en crecimiento, TI enfrenta oportunidades y desafíos particulares. Preparan al resto de la organización para la resiliencia a largo plazo, sientan las bases para la transformación digital en curso y aseguran que cada una de las otras partes del negocio tenga las herramientas que necesita —todo mientras gestionan las limitaciones de presupuesto y talento que enfrentan muchas de las empresas más pequeñas—.

Las funciones de TI más exitosas se definen creando plataformas para la innovación y evolución continua —incluso sin saber aún las formas en las que sus organizaciones deberán cambiar en el futuro—. Los ejecutivos de tecnología buscan constantemente como el crecimiento y la mejora de las experiencias del cliente como las principales dos metas estratégicas para su organización durante los próximos tres años, por encima de iniciativas como habilitar la digitalización o aumentar la productividad. Mejorar las experiencias del empleado también se registra como una de las cinco metas principales y tiene muchas más probabilidades de ser citada como prioridad entre los empresas con mejor rendimiento financiero.

La función de TI tiene un papel crítico en la mejora de las experiencias de cliente y empleado, durante tiempos tanto de crecimiento como de crisis. ¿Cómo pueden los ejecutivos y líderes de tecnología responder a las necesidades en evolución de sus empresas pequeñas y en crecimiento y posicionarlas para el éxito a largo plazo?

Siente las bases para la resiliencia a largo plazo. La función de TI prepara al resto del negocio para el éxito futuro y la evolución continua. Desarrollar procesos que le permitirán a la organización escalar y responder a las nuevas necesidades de mercado rápidamente —sin sacrificar experiencias de cliente ni empleado— será crítico para la competitividad hoy y en los próximos años.
Enfóquese en conectar funciones y procesos. TI debe trabajar estrechamente con todas las otras funciones de negocio a fin de dar soporte a la mejora continua de los procesos, a la innovación y a experiencias mejoradas de cliente y empleado. Las plataformas de ERP y otras herramientas digitales pueden ayudar a TI a que conecte los puntos entre las funciones y permitir una mayor visibilidad de los procesos de toda la organización.
Invierta para el futuro. Tecnologías digitales avanzadas como inteligencia artificial, machine learning y analíticas predictivas no son solo para grandes empresas. Las empresas más pequeñas pueden comenzar a incorporar estas herramientas a sus plataformas de maneras significativas y sentar las bases para la adopción de tecnología futura.
Acceda al estudio de Oxford Economics: 👇🏻

https://livesocial.seismic.com/aHm2Mg

Publicaciones Similares