La resiliencia de negocio requiere transformación digital

La disrupción de la pandemia obligó a las organizaciones a cambiar y al hacerlo también las ayudó a volverse más resilientes, especialmente a aquellas que han utilizado y actualizado sus activos tecnológicos como parte de una estrategia de transformación digital integrada. La edición 10 de la encuesta mundial de IDC sobre el impacto del COVID-19 en el gasto de TI mostró que las organizaciones que tenían estrategias digitales integradas pudieron volver al crecimiento y adaptar sus modelos de negocio más rápidamente. Responder rápida y eficazmente a las disrupciones del negocio es fundamental para el éxito inmediato de una organización. La misma encuesta también reveló que las organizaciones que tenían iniciativas de transformación digital más tácticas o que no contaban con ninguna iniciativa quedaron atascadas en los esfuerzos de mantener la continuidad del negocio, afectando su viabilidad a largo plazo. Es evidente que la disrupción de la pandemia ha provocado una brecha digital. Las organizaciones con sistemas on-premise han invertido en aplicaciones para cerrar las brechas y poder continuar sobreviviendo, mientras que aquellas con estrategias de transformación digital o las que ya se han transformado digitalmente están encontrando la resiliencia del negocio como un paso natural a pesar de la disrupción.

La resiliencia del negocio requiere que una organización tenga la capacidad de responder rápidamente a las disrupciones de negocio y restaurar las operaciones de negocio de manera oportuna. La resiliencia del negocio en la economía digital ha llevado a las organizaciones a comenzar a analizar su estrategia de tecnología digital. De hecho, IDC encuentra que las organizaciones expertas en resiliencia del negocio lo han logrado porque se enfocaron en el mundo digital y en tornarse digitalmente resilientes. La resiliencia digital es la capacidad de una organización para adaptarse a las disrupciones del negocio aprovechando las funcionalidades digitales no solo para restaurar las operaciones de negocio, sino también para capitalizar las condiciones cambiantes. Tornarse digitalmente resiliente es una inversión en el futuro de la organización.

Algunas estadísticas clave:
Las empresas se están organizando a través de iniciativas de transformación digital. La encuesta mundial de IDC sobre el impacto del COVID-19 en el gasto de TI (realizada del 15 al 30 de octubre de 2020) pidió a los encuestados que calificaran sus principales objetivos organizacionales para este año:

• 55% quiere mejorar digitalmente sus productos y servicios.
• 49% desea que su negocio esté preparado para el futuro.
• 41% necesita invertir en tecnología para cerrar las brechas de transformación digital.
• 38% desea acelerar el ritmo de la transformación / innovación digital.
• 35% desea ampliar sus ecosistemas de partners.

Acceda al estudio y descubra lo que se necesita para alcanzar la resiliencia digital y por qué es clave utilizar un sistema de ERP inteligente para conectar su negocio.

👉🏽 https://livesocial.seismic.com/ahfs6i

Publicaciones Similares